Una RETINOGRAFÍA es una prueba diagnóstica que permite obtener una imagen del fondo de ojo o retina. Es muy útil en la observación de patologías de fondo de ojo como son: Degeneración Macular Asociada a la Edad, Retinopatía Diabética, Retinosis Hipertensiva, Retinosis Pigmentaria.

Consiste en hacer una fotografía del fondo de ojo de forma que permite ver pequeños detalles y posibles anomalías. En 24horas se dispone de un informe en detalle emitido por un oftalmólogo experto en retina.